Miércoles 19.12.2018 | 16:38
Artículo 14
Director Periodístico: Ulises P. Caballero
Seguinos en:
Seguinos en Facebook
Seguinos en Twitter
Lo hace en su libro "López Rega. La Fuga del Brujo", de reciente reedición
DESDE SUIZA, UN PERIODISTA AGRADECE A ALBERTO MOYA
06/12/2011 | El colega de Berazategui figura en los agradecimientos dispensados por el investigador Juan Gasparini, radicado desde 1980 en Ginebra. En esta entrevista cuenta por qué lo hace, además de dilucidar detalles sobre su obra.

 
Especial para Art. 14
Jorge Garay

Movido por el afán de "propagandizar" una de las etapas más sangrientas de la historia argentina, previa a la última dictadura cívico-militar, Juan Gasparini reeditó una edición ampliada y actualizada de López Rega. La fuga del Brujo. En ella se recoge el itinerario, de más de una década, del criminal peronista para huir de sus culpas como ideólogo de la Triple A y se dilucida el entramado de ese grupo paramilitar que sembró miedo entre los años 1973 a 1975 acompañado de la inoperancia judicial que continúa, con eje en el Juzgado de Norberto Oyarbide. En esta reedición ampliada, incluye entre los agradecimientos al periodista de Berazategui, Alberto Moya.

-¿A qué se debe esta mención a Alberto Moya?
-Con Alberto estuvimos en permanente contacto desde Suiza, desde donde yo no podía consultar algunos documentos. Respondió de inmediato cada pedido que le hice; además de la generosidad de compartirme sus investigaciones sobre los vínculos en Quilmes de la revista El Caudillo o CNU. Tiene un archivo muy preciso y gran capacidad investigativa. Fue fundamental su aporte sobre personajes locales como 'Gucho' Tarquini, algunos de cuyos familiares son de Berazategui.

-Tal como usted aclara en el prólogo a la edición 2011 de “La fuga del Brujo”, alrededor del año 2002 un periodista suizo le comunica que se han abierto los Archivos Federales de Berna. Al momento de aquel llamado, ¿ya estaba interesado en investigar a José López Rega o tenía indicios de su intrincado itinerario fuera del país?
-No me había interesado, hasta entonces, hacer un trabajo periodístico sobre López Rega porque para lanzarse a una investigación uno debe pensar en aportar algo nuevo a lo ya conocido. La apertura de los archivos suizos fue el disparador para proponerme trabajar sobre el tema pues vi cosas de sumo interés y entonces me propuse planear un libro periodístico. De su lectura me planteé hacer una investigación sobre la fuga del Brujo, que después de España y Suiza se continuó en Estados Unidos, donde lo detuvieron. Por la importancia del personaje para la historia de Argentina me pareció de interés público relatar los once años de fuga y clandestinidad de un hombre tan poderoso, algo desconocido para los lectores argentinos.

-¿Qué es lo que más llamó su atención en el rastrillaje de aquellos archivos?
-Lo interesante fue ver cómo organizó López Rega su vida secreta en Suiza, el cambio de identidad, el uso de los bancos para influir en la obtención de un permiso de residencia, los vínculos con los nazis y la alianza para todo ello con su nueva compañera sentimental, María Elena Cisneros.

-¿En qué radicó ese interés, casi obsesivo, por seguirle la huella a este personaje que hasta le terminó despertando una cierta "compasión"?
-La compasión se despierta cuando uno se da cuenta que está frente a un gran criminal pero que ha pedido la razón. Cuando López Rega es extraditado ya no estaba en sus cabales.

-Durante la investigación desestima, en línea con Tomás Eloy Martínez, la teoría del “cerco aislado” que Rega hubiere creado en torno a Perón. ¿Cree que existía una cierta “debilidad” del General por el Brujo para darle tanto poder; poder que incluso lo sepultaría?
-Yo no hago periodismo sobre la presunta intencionalidad de los personajes, sino sobre los hechos. Corresponde al lector responder a esas preguntas, en el entendido que estime que yo en tanto autor, le di los elementos suficientes para que se haga una idea sobre el protagonista en cuestión. No hubo cerco, Perón era consciente que le daba el poder que López Rega tuvo. Perón no perdió nunca su mente. Tenía horas diarias de fatiga o debilidad, pero era consciente.

-En el epílogo hay una dura crítica al seguimiento de la causa por el juez Norberto Oyarbide. Con esta nueva edición, ¿Lo llamó a declarar?
-No me han llamado a declarar. Me encantaría que me llame y le llevaría esta segunda publicación. Aporté la primera como prueba en la causa pero Oyarbide la ignoró. Espero que la Cámara Federal de Buenos Aires le quite el sumario y lo mande a sorteo para que lo asuma otro juez. Oyarbide ya ha demostrado que no quiere investigar.

-¿Por qué destina ésa crítica al epílogo?
-Las pruebas irrefutables aparecen después de la primera edición, que son la caída del séquito del Brujo, la extradición fallida de Isabel y negar conexidad a la Concentración Nacional Universitaria (CNU) con las Tres A. En esas decisiones Oyarbide defiende la teoría de los dos demonios y demuestra que es un juez del pasado, anclado en una teoría que se forjó en torno a un pacto político entre Alfonsín y los militares, que viola los principios internacionales en materia de derechos humanos.

-¿Intentó entrevistarlo para que respondiera acerca de su negativa a considerar, entre otras, como imprescriptibles los crímenes de la Triple A?
-Entré a consultar la causa para la primera edición. Oyarbide me autorizó. Cuando leí las resoluciones de la Cámara Federal de Buenos Aires posteriores a esa primera edición y vi que Oyarbide no quería avanzar, me convencí que con ese juez la causa está muerta. Si no obedece a su autoridad de tutela, no sirve hacerle una entrevista. Oyarbide ha faltado a sus deberes de magistrado con el tratamiento que le ha reservado a este sumario y hay presunciones graves en su contra.

-¿Qué queda por agregar en futuras ediciones?
-No pienso en futuras ediciones. El libro fue un milagro y reeditarlo más aún. Mi objetivo ahora es propagandizarlo, y hacer todo lo posible para que tenga una larga vida en el mundo editorial y entre el público. Eso demostrará si cumplí con mi objetivo.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
 
Noticias de Berazategui, Quilmes y Florencio Varela - ® Copyright