Miércoles 23.04.2014 | 10:20
Artículo 14
Director Periodístico: Ulises P. Caballero
Seguinos en:
Seguinos en Facebook
Seguinos en Twitter
Fue en plena Av. 14, de Berazategui
A 40 A√ĎOS DE QUE EL ERP MATARA AL HERMANO DE HECTOR LARREA
04/09/2013 | El hermano del popular locutor era marino; ten√≠a una agencia de investigaciones que trabaj√≥ para Peugeot, donde espiaba a obreros. Emilio Larrea fue baleado y muerto por un comando del ERP que llevaba el nombre del primer muerto por torturas, meses antes, Juan Lachowsky, obrero de Peugeot.

 
 
 El hermano del popular locutor era marino.
 
(Escribe Alberto Moya)
A una compraventa, frente a Ducilo, con el pantal√≥n atado con un hilo por cintur√≥n y lentes de aumento cuadrados, Julio Ortega salud√≥ a Nardoni, cont√≥ un chiste y hablaron de bueyes perdidos hasta que sali√≥ el nombre de su socio. El ¬ĎCiego¬í se puso serio:
-¬ĖChe, ten√© cuidado con ese Larrea, eh. Sab√©s lo que se dice de √©l.
-¬Ė¬ŅY yo qu√© tengo que ver? Ac√°, nos dedicamos a los autos, nada m√°s.
-¬ĖMir√°, vos sab√©s que yo me cri√© en la calle, y desde chico soy tan peronista como curioso; converso con todo el mundo. Lo que se dice es que anda marcando gente. No por nada debe ser que ya tuvo un atentado ah√≠ en¬Ö ¬ŅC√≥mo se llama la agencia que tiene en la 14?

A varias cuadras, en un cuarto a media luz, el más obeso de los jóvenes en ronda, detalló:
-¬ĖLa agencia se llama OSIP, Organizaci√≥n de Seguridad e Investigaciones Privadas. Tuvo un intento de robo el 5 de enero del ¬Ď72. Su titular es Emilio Horacio Larrea (43 a√Īos), casado y con dos hijos. En la √ļltima elecci√≥n, se postul√≥ a concejal por la Alianza Popular Federalista, la de Francisco Manrique.
-¬ĖS√≠, que es lo mismo que decir Lanusse. Si fue candidato de los dictadores y, encima, marca gente, est√° claro de qu√© lado del mundo est√°: juega para las patronales.

El martes 4 de septiembre, a las 8:30, tras patear la entrada al estudio del 1¬į piso en Av. 14 N¬ļ 345, una presunta rubia apunt√≥ a los hombres con una ametralladora mientras su compa√Īero, con una pistola, buscaba papeles. Un tiro son√≥ y Larrea cay√≥ muerto ante su socio Osvaldo H√©ctor Buscaglia.
La pareja huyó en un Renault blanco seguido por un Peugeot. El primer auto será hallado al día siguiente, cuando sus volantes llegaran a las redacciones:

NINGUNA TREGUA A LOS ENEMIGOS DEL PUEBLO
Al Pueblo
En el d√≠a de ayer, 4 de setiembre, el Comando J. Lachowsky, del Ej√©rcito Revolucionario del Pueblo, procedi√≥ a allanar las oficinas de la agencia de investigaciones OSIP, en 14 N¬į 350 de Berazategui. Durante la operaci√≥n uno de los integrantes de dicha agencia se resisti√≥ a cumplir con las √≥rdenes de nuestros combatientes, intentando hacer fuego con el arma que llevaba; se respondi√≥ el fuego d√°ndole muerte.
Una vez m√°s, la irresponsable actitud de quienes como en este caso, crey√©ndose ¬ďmatones¬Ē que se llevan por delante a quienes quieren, les cuesta su propia vida; y una vez m√°s tambi√©n, advertimos a la Polic√≠a y las Fuerzas Armadas, que nuestros combatientes respetar√°n siempre sus vidas, tratando en lo posible de planificar las operaciones de forma tal que pueda ser controlada cualquier tipo de resistencia; pero a su vez, se√Īalamos que ser√° (sic) respondiendo con el mayor peso de nuestra fuerza, cualquier intento de atacar a nuestros combatientes.
En esta operación se obtuvo importante información y se intimó a la agencia O.S.I.P. a irse del lugar en un plazo de treinta (30) días a partir de la fecha.
Esta agencia de investigaciones pertenece entre otros a Emilio van Peborgh, ex ministro de Defensa durante la Dictadura de Ongan√≠a, y Presidente de la empresa imperialista Rigolleau. Su verdadera actividad es proveer a las empresas de la zona, fundamentalmente a Peugeot, Rigolleau, Sniafa, Ducilo, Subpga (sic) Alpesa, etc., entre otras, de personal que ingresa como obreros, pero que en realidad son delatores a sueldo, que aparentan ser compa√Īeros nuestros para detectar a los activistas sindicales o pol√≠ticos, y a todo aquel que reclamando los justos derechos de la clase obrera, se enfrenta a la patronal y los bur√≥cratas sindicales.
Estos CANALLAS son los que ¬ďmarcan¬Ē a quienes molestan los intereses de la patronal, son los alcahuetes a sueldo que pasan informes semanales sobre la actividad en las secciones, o el lugar de trabajo a que han sido destinados. Pero su sucio trabajo no se reduce s√≥lo a la f√°brica, tambi√©n se ocupan de investigar, realizando seguimientos, obteniendo informes, etc., a aquellos compa√Īeros que son ¬ďsospechosos¬Ē de actividades gremiales o pol√≠ticas.
Así, vemos cómo el capital no vacila en emplear los métodos y formas más miserables e inmorales en su afán de ganancia, para explotar a la clase obrera, desde utilizar a su ejército y su policía para reprimir y torturar, pasando por los burócratas sindicales, con los cuales los obreros tenemos triste experiencia de entregas y traiciones y ésta, tan indigna de usar, las alcahueterías de estos miserables, que por una suma de dinero semanal venden a sus hermanos de clase y atentan contra su organización y sus luchas, denunciándolos.
También se ve la siniestra mano del imperialismo yanki, que a través de su personero van Peborgh, organiza estos servicios para los explotadores.
Esta agencia trabaja en combinación con la policía de la provincia de Bs. As. la que dice resguardar la seguridad de la población pero que como vemos sólo cuida la seguridad del capital.
Frente a todo esto, la clase obrera y el pueblo construye su propio Ej√©rcito, el EJERCITO REVOLUCIONARIO POPULAR, que terminar√° con la explotaci√≥n del hombre por el hombre y tomar√° el poder para construir el socialismo en nuestra Patria. As√≠, de lo peque√Īo a lo grande, iremos golpeando con acciones como √©stas, al enemigo, hostig√°ndolo y cerc√°ndolo, hasta derrotarlo totalmente. Con esta acci√≥n hemos obtenido valiosa informaci√≥n sobre las actividades contra la clase obrera y el pueblo, de esta agencia, ya que figuran en los ficheros los nombres de los alcahuetes a su servicio, lo que permitir√° que sean sometidos al tribunal revolucionario para que la Justicia Popular caiga tarde o temprano sobre ellos.
A estos alcahuetes a sueldo, les advertimos que deben irse de las f√°bricas en el plazo de una semana y que su actividad en contra de la clase obrera de no cesar de inmediato, ser√° juzgada y se les aplicar√° todo el peso de la JUSTICIA POPULAR.
¬°FUERA LA POLICIA DE LAS FABRICAS!
¬°NINGUNA TREGUA A LAS EMPRESAS IMPERIALISTAS!
¬°NINGUNA TREGUA AL EJERCITO OPRESOR!
¬°A VENCER O MORIR POR LA ARGENTINA!
EJERCITO REVOLUCIONARIO DEL PUEBLO
El comunicado completo habr√° de salir en Estrella Roja N¬į 25, 21/9/73, pp 32.

Héctor Larrea, el famoso locutor, estaba parado junto a un árbol en calle 11.
Lo vio el abogado Rubén Amerio cuando llegó con el auto; lo reconoció, habían pensado en él para animar varios actos en el Club Deportivo, frente a la Comisaría, a cuyo lado tenía su estudio. Le puso el oído a su voz desesperada:
-¬ĖNo quieren darme el cuerpo de mi hermano.
-¬ĖEst√° fresco para hablar ac√° afuera. Venga, pase.
Desde allí, el abogado llamó a la seccional, pegada a su estudio. Colgó y comentó a Larrea:
-¬ĖDeben querer lechucearlo. Ahora, lo arreglamos.
Afuera, la brisa de septiembre acompa√Īaba una espera silenciosa.
Pegada al vidrio que daba a la calle, se vio la cara del comisario Inz√ļa, quien sonri√≥ y desliz√≥ el marco, muy alto y con base a 50 cent√≠metros del suelo, para entrar por la ventana.
-¬ĖNo hay ning√ļn problema. Est√° en la morgue de Ezpeleta, y la distancia con los Juzgados en La Plata obliga a esperar la autorizaci√≥n, que se demora. Pero me ocupar√© de que se haga lo m√°s r√°pido posible.
Cambió una mirada con el abogado; partió y cumplió.

Al velorio en Ezpeleta, Octavio Lucarelli fue con Jes√ļs Roca:
-¬ĖPoca gente, ¬Ņno? Menos mal que vinimos.
-¬ĖImag√≠nese que, como fundador de la Tiscornia, yo no pod√≠a faltar.
-¬ĖNo, claro, don Jes√ļs. De hecho, usted nos hab√≠a presentado.
-¬ĖDicen que de su oficina, junto a la del dentista, le sacaron una carpeta. ¬ŅUsted sabe algo?
Lucarelli parpadeó del ojo que tenía mal y puso cara de hacer memoria.

El diario El Sol publicó la patente 887729 del Renault y la dirección de Larrea, en 15 y 43.
Ese viernes, La Palabra s√≥lo public√≥ ¬ĎFallecimiento¬í en sus Notas Sociales:
¬ďCon su asesinato, desapareci√≥ un caracterizado vecino. Oriundo de Bragado, se radic√≥ en Berazategui luego de que se retirara de la Armada con el grado de suboficial mayor. Integr√≥ la primera comisi√≥n de la unidad sanitaria S√°bato¬Ē.
Tras su ¬ďinjusta desaparici√≥n¬Ē, el semanario destac√≥ su ¬ďcaballerosidad, hombr√≠a de bien y esp√≠ritu de colaboraci√≥n para todo progreso¬Ē por parte de quienes tuvieron la suerte de considerarse sus amigos, y las escenas de dolor en el cementerio de Ezpeleta ante la ¬ďnefasta noticia¬Ē.

En Quilmes, Daniel Cieza repasaba:

-¬ĖEntre el ¬Ď71 y ¬Ď72, hubo importantes huelgas como la de Petroqu√≠mica o Peugeot. En esos conflictos crecieron agrupaciones que luchaban por sus derechos pero tambi√©n contra la dirigencia sindical que no los representa. Conducidas por militantes de la nueva izquierda (incluso el Peronismo Revolucionario) propusieron m√©todos m√°s o menos insurreccionales. Ha de ser por eso que las empresas husmean en las ideolog√≠as de sus obreros; para despedir a quien tuviera antecedentes de lucha. Para ello, contratan agencias de ¬ďinvestigaci√≥n¬Ē.

A eso se dedicaba Larrea. Peugeot, una de las empresas donde había dejado carpetas como la que había mostrado meses antes a Octavio Lucarelli, de Rigolleau.
Seg√ļn el Comando, que buscaba esos informes:

¬ďLa agencia OSIP estaba encargada de la represi√≥n y vigilancia de los obreros de varias f√°bricas de la zona¬Ē.

Dos días después, el ERP copó el Cuartel de Sanidad, cerca de Constitución; donde cuatro de los indultados en mayo (como Alberto Elizalde), con otros nueve, protagonizaron la primera incursión en democracia contra el Ejército. Ya nadie hablaría de Larrea; ni Héctor.
Romano, tambi√©n af√≠n al Club Deportivo, supo que el cuerpo, antes que a Ezpeleta, hab√≠a sido llevado a la Cl√≠nica Tiscornia. Esperaba alg√ļn comentario en radio Rivadavia. Despu√©s, con su primo, Amerio, comparti√≥:
-¬ĖNo, Rub√©n, nada. Se limit√≥ a hacer una peque√Īa rese√Īa y avis√≥ que no se referir√≠a al tema nunca m√°s. Pidi√≥ que, para hablar de eso, no lo llamasen m√°s.

La historia de Juan Lachowsky (cuyo nombre fue tomado por un comando del ERP que mat√≥ a Larrea, a√ļn cuando aqu√©l no ten√≠a ninguna relaci√≥n con ellos) fue llevada al teatro bajo el t√≠tulo Un despido corriente, de Julio Mauricio. Uno de los actores que estaba ensay√°ndola para subirla al teatro Auditorium de Mar del Plata, fue desaparecido el 19 de junio de 1976, junto con el actor Luis Conti y otros militantes luego vistos en el Pozo de Banfield. Aunque en 1979 Nachman fue pasado a disposici√≥n del Poder Ejecutivo de facto y llevado a la Unidad 9 de La Plata, sigue como desaparecido.
Lo que hicieron con Juan Lachowski est√° relatado en http://albertomoyalibros.blogspot.com.ar/2012/05/40--¬Ėanos--¬Ėdel--¬Ėprimer--¬Ėmuerto--¬Ėpor--¬Ėtorturas.html

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
 
Noticias de Berazategui, Quilmes y Florencio Varela - ® Copyright